¿Pueden ayudar las saunas con las infecciones fúngicas? (Con 5 tratamientos probados)

A nadie le gusta la idea de una infección fúngica. Por desgracia, los espacios compartidos, como las saunas, son una forma habitual de contraerlas. Pero, ¿pueden las saunas ayudar con las infecciones fúngicas?

Vista del interior y el calentador de piedras de una sauna seca tradicional.

Las saunas pueden contribuir a la propagación de las infecciones fúngicas. Las infecciones fúngicas suelen propagarse por contacto directo o indirecto y prosperan en condiciones cálidas y húmedas. Debes evitar las saunas si tienes una infección fúngica. Por otro lado, las saunas refuerzan el sistema inmunitario, y una mayor inmunidad puede ayudar a prevenir las infecciones fúngicas.

Sigue leyendo para obtener información más detallada sobre la relación entre las saunas y las infecciones fúngicas.

Tipos más comunes de infecciones fúngicas

¿A qué nos referimos cuando hablamos de infecciones fúngicas?

Según los ECDC, los tipos más comunes de infecciones fúngicas son las infecciones por hongos en las uñas, la candidiasis vaginal, la tiña y la cándida en la boca, garganta y/o esófago.

Algunos de los tipos más frecuentes de infecciones fúngicas son:

Esta chica se ha tumbado en la cama para que se le pasen las náuseas.¿Es buena la sauna para las náuseas? (¡Y 7 remedios que funcionan!)
  • Infecciones fúngicas de las uñas: Las infecciones fúngicas de las uñas afectan a un 15% de la población y son más frecuentes en los dedos de los pies que en los de las manos.
  • Candidiasis vaginal: Causada por la levadura Cándida. También se conoce como candidiasis vaginal.
  • Tiña: Provoca una erupción roja, circular y con picor. Los hongos pueden vivir en la ropa de cama, las toallas, la ropa, las superficies y la piel. La tiña en los pies se conoce como «pie de atleta».
  • Cándida en boca, garganta y/o esófago: Aunque el hongo Cándida suele vivir fuera y dentro de tu cuerpo sin problemas, a veces puede multiplicarse y crear una infección.

¿Puedes contraer una infección fúngica por la sauna?

La verdad es que las saunas son una forma bastante fácil de contraer una infección fúngica.

Puedes contraer una infección fúngica de la sauna porque los hongos prosperan en ambientes cálidos y húmedos. La mayoría de las infecciones fúngicas también pueden contagiarse por contacto directo o indirecto. La buena noticia es que las saunas pueden aumentar tu inmunidad, contrarrestando potencialmente el riesgo de contraer infecciones para empezar.

Las infecciones fúngicas de las uñas pueden desarrollarse en ambientes cálidos y húmedos. Aunque puedes contraerlas a partir de hongos que ya están dentro/sobre tu cuerpo, esta infección también puede propagarse de persona a persona.

Dicho esto, la mala circulación es otra causa de las infecciones por hongos en las uñas, y las saunas pueden mejorar tu circulación.

Por otra parte, si no te quitas la ropa sudada, pueden aumentar tus probabilidades de desarrollar una infección vaginal por hongos. Y todos sabemos que las saunas te hacen sudar.

Esto no debería ser un problema, siempre y cuando te cambies de ropa después de la sauna o te quites la ropa de gimnasia antes de entrar en la sauna, lo cual, en cualquier caso, es de buena educación en la sauna.

Un sistema inmunitario débil también puede causar infecciones vaginales por hongos. Por suerte, la sauna puede ayudar a reforzar la inmunidad.

Mujer embarazada tocando su barriga en el sofá.¿Es adecuada la sauna antes de la concepción? (Advertencias y riesgos potenciales)

La tiña es más frecuente en climas cálidos, y es más probable que la contraigas si estás en contacto estrecho con alguien que la tenga, llevas ropa ajustada o tienes el sistema inmunitario debilitado.

Afortunadamente, ninguno de los factores de riesgo de cándida en la boca, la garganta o el esófago tiene nada que ver con las saunas. Y de nuevo, ¡un sistema inmunitario que funcione bien puede ayudar a prevenirla!

En su mayor parte, las saunas pueden ayudarte a evitar que seas susceptible de desarrollar una infección fúngica, pero debes evitar ir a una sauna hasta que se haya tratado tu infección existente.

¿Puedes utilizar una sauna con una infección fúngica?

Si estás infectado, ¿puedes seguir utilizando una sauna?

No debes utilizar una sauna con una infección fúngica. Puedes contagiar la infección fúngica a otra persona por contacto directo. También puedes contagiarla tocando superficies que otras personas tocarán después de ti.

No puedes utilizar una sauna con una infección fúngica.

La mayoría de las infecciones fúngicas se propagan por contacto e incluso pueden permanecer en las superficies. Esto significa que, aunque no toques a nadie en la sauna, ¡puedes propagar la infección fúngica simplemente sentándote y tocando cosas!

Un hombre y una mujer están dentro de una sauna. Parecen muy relajados.¿Puede la sauna de infrarrojos provocar diarrea u otro malestar estomacal?

¿El calor de una sauna empeora las infecciones fúngicas?

¿Qué relación tiene el calor con las infecciones fúngicas? El calor de una sauna puede empeorar las infecciones fúngicas porque favorece su desarrollo y propagación.

Rebajas
Gehwol Polvo para Pies, Sin olor antibacteriano Talco 100 gr...
  • Talco especial desinfectante
  • Mantiene los pies secos, suave y libre de olores
  • Ingredientes activos que previenen infecciones

El calor puede ser un factor que contribuya a causar infecciones fúngicas. También puede empeorar las infecciones fúngicas al favorecer una mayor propagación de la infección en tu cuerpo.

¿Debes evitar las saunas si tienes una infección fúngica?

¿Qué hay que hacer?

Definitivamente, debes evitar las saunas si tienes una infección fúngica, por cortesía hacia los demás y hacia ti mismo. El calor puede hacer que tu infección fúngica se extienda a más partes del cuerpo. También puedes contagiar la infección a otras personas por contacto directo e indirecto.

Debes evitar las saunas si tienes una infección fúngica.

El calor puede empeorar tu infección fúngica, y utilizar la sauna puede aumentar las probabilidades de contagiar la infección a otras personas.

¿Remedios comunes para las infecciones fúngicas?

Supongamos que ya tienes una infección fúngica. ¿Y ahora qué?

Esta mujer está dentro de la sauna de infrarrojos con los ojos cerrados. Parece muy relajada.¿Puede una sauna de infrarrojos dañar tus ojos?

Algunos remedios comunes para las infecciones fúngicas son Micatin, aceites esenciales antimicóticos, cremas antimicóticas, supositorios y pastillas medicinales. El remedio que elijas dependerá de tu infección y de cómo quieras tratarla.

Los remedios habituales para las infecciones fúngicas son:

  • Micatina: Crema tópica utilizada para tratar las infecciones fúngicas.
  • Aceites esenciales antifúngicos: Mezclados con un aceite portador, algunos aceites antifúngicos pueden aplicarse sobre la infección para tratar los hongos. El aceite esencial utilizado variará según el tipo de infección que se trate.
  • Cremas antifúngicas: Existen muchos tipos de cremas antifúngicas, tanto con receta como de venta libre. El tipo más adecuado para ti se basará en el tipo de infección, su localización y cómo haya respondido a tratamientos anteriores.
  • Supositorios: Pueden utilizarse supositorios antifúngicos para tratar las infecciones vaginales por hongos.
  • Pastillas medicamentosas: Utilizadas para tratar la candidiasis bucal (una infección por cándida en la zona de la boca y la garganta), las pastillas medicamentosas se disuelven lentamente en la boca y administran así la medicación antifúngica.

7 comentarios en «¿Pueden ayudar las saunas con las infecciones fúngicas? (Con 5 tratamientos probados)»

    • Pues, yo tengo mis dudas sobre eso. No creo que las saunas sean la solución mágica para las infecciones fúngicas. Quizás sea mejor consultar a un médico antes de confiar en este descubrimiento.

      Responder
    • Parece una teoría interesante, pero no estoy seguro de que las saunas sean el remedio definitivo para las infecciones fúngicas. Recuerda siempre consultar con un experto médico antes de probar cualquier tratamiento. ¡La salud es lo primero!

      Responder
    • ¡Vaya, es increíble lo que se aprende en internet! Pero no te emociones demasiado, las saunas no son un tratamiento médico probado para las infecciones fúngicas. Mejor consulta a un profesional de la salud antes de poner en riesgo tu bienestar. 😏

      Responder

Deja un comentario